Yani

COOPERATIVA MINERA
AURÍFERA YANI R.L.

UN POCO DE SU HISTORIA

La Cooperativa Minera Aurífera Yani R.L. se encuentra a 4290 metros sobre el nivel del mar, en una serranía media perteneciente a la Cordillera Oriental de Los Andes Bolivianos y fuertemente influenciada por los vientos provenientes del imponente nevado Illampu.

En una zona explotada por los españoles en la época de la colonia, 30 personas de la comunidad decidieron de formalizar en 1983 la actividad minera retomada por sus padres y conformar la Cooperativa Minera Aurífera.
Desde entonces, han trabajado arduamente para mejorar sus actividades de explotación. Yani ha crecido con una misión solidaria hacia la familia minera y una visión de crecimiento y desarrollo. De la actividad de la cooperativa dependen directamente 88 familias, de las cuales el 80% viven en el campamento y el restante 20% viven en las comunidades de Ancoma Norte, Yani-Kala Cruz e Ingenio. En general toda la región se ha mantenido como un importante productor de oro.

EXPLORANDO EL PROCESO DE EXPLOTACIÓN

La Cooperativa Yani realiza la explotación de un yacimiento primario o veta aurífera. El mineral es extraído del interior por medio de vagonetas neumáticas y es llevado al depósito del ingenio en volquetas. Existen cuatro molinos a bolas, que procesan diariamente 25 toneladas de material cada uno. Luego de la molienda se realiza la concentración y se continúa con el proceso de amalgamación utilizando bajas cantidades de mercurio, pudiéndose recuperar al final del proceso hasta 100gr de oro al día.
La liquidación de las ganancias se da al final de cada mes y el oro es transportado hasta La Paz, a 5 horas de la mina, donde usualmente es comercializado. Su producción mensual oscila entre los 3 y 4kg con una pureza aproximada de 93% después de su refinación.

SISTEMA DE PRODUCCIÓN BAJO EL ESTANDAR FAIRMINED

El 06 de marzo 2017, la cooperativa logró obtener su Certificación Fairmined. Un proceso continuo desde 2013 para sus socios, con el objetivo de alinear todas las actividades llevadas a cabo por la comunidad minera con el Estándar de minería Fairmined. Durante todo el camino hacia la certificación, la Alianza por la Minería Responsable acompañó la Cooperativa, con la ayuda de su aliado local, Cumbre del Sajama, quien ha proporcionado a la cooperativa boliviana acompañamiento permanente en temas de seguridad y salud ocupacional, medio ambiente, temas administrativos, género, relacionamiento comunitario, manejo adecuado del mercurio, entre otros, para cumplir con los requisitos de Estándar Fairmined.

“Aprendimos muchas cosas tanto en aspecto de manejo amigable con el medio ambiente,
pero también con todos los aspectos legales y aspectos laborales que se deben tener para trabajadores
de minería de pequeña escala. Trabajar con responsabilidad nos hace grandes en
toda nuestra producción y el desarrollo de nuestro trabajo” afirman Carlos Yurja Álvarez,
socio de Yani y David Quispe Quito, Presidente y socio de la cooperativa.

PRINCIPALES LOGROS DE LA COOPERATIVA

Hoy la cooperativa se enorgullece de poder demostrar a su comunidad y a otras cooperativas que si es posible hacer una minería responsable; de realizar el proceso de beneficio con un estricto manejo del mercurio, con el fin de no realizar vertimiento del metal a fuentes de agua y suelo, no generar emisiones al aire y utilizar lo estrictamente necesario. Adicional a esto cuentan con plan de reducción paulatina de su uso; implementan de forma constante sus planes de seguridad minera y gestión ambiental; cumplen en su totalidad con la normatividad minera boliviana vigente y tienen un fuerte compromiso con el mejoramiento continuo del bienestar de sus socios, trabajadores y de la comunidad minera en general. Además, existe una verdadera equidad de género en la Cooperativa, las mujeres desarrollan trabajos en el campamento minero y por el cuidado de las instalaciones, y también en la administración en general.

“Yani es una cooperativa muy comprometida en todo aspecto y con ganas de cumplir al 100%
la norma. Trabajaron mucho para eso de acuerdo a las instrucciones y apoyo que les da
Cumbre del Sajama. Tienen todas las ganas de mejorar su sistema de lavado del mineral,
minimizar el uso del mercurio, e hicieron bastante inversión en la construcción de las relavaras,
las mesas concentradoras y las mejoras en lo que se refiere los almacenes, polvorin, etc.”
confió después de la certificación Mireya Saavedra Rivera, auditora IMOSwiss AG (auditoría
independiente que asegura el cumplimiento del Estándar Fairmined).

PERFIL DE UNA COMUNIDAD DE ETNIA AYMARA

Para acceder a la comunidad más cercana, Ancoma, se debe transitar 45 minutos por un camino sinuoso y de difícil acceso en tiempo de lluvias. La comunidad cuenta con un puesto de salud y escuela gratuita, que recibe apoyo de la cooperativa. Las comunidades aledañas están habitadas en su mayoría por los mineros y sus familias, dado que la minería es la única actividad económica de la que se puede subsistir en el lugar. El sector de Yani-Kala Cruz está marcado por su herencia étnica, habitado por aproximadamente 40 familias de origen Aymara, que constituyen casi la totalidad de la población.

Datos importantes

Número de socios: 75 hombres y 10 mujeres
Número de trabajadores : 60 hombres
Tipo de extracción: minería de veta
Fecha de la Certificación Fairmined: 6 de marzo de 2017